Jinete de Bronce

Jinete de Bronce El Jinete de Bronce es un monumento dedicado a Pedro I el Grande. Se inauguró el 7 de agosto de 1782 en la Plaza del Senado de San Petersburgo. El diseño correspondió al escultor francés Étienne-Maurice Falconet. Recibe este nombre por la influencia del poema homónimo de Aleksandr Pushkin.

La mandó construir Catalina la Grande para ser relacionada con Pedro el Grande. Y es que ella no tenía derecho legal al trono de Rusia pues era una princesa alemana. La construcción de la estatua se inició en 1775 con la fundición del bronce. Fue un proceso laborioso porque el molde se rompió y hubo que repetir todo.

La cara del zar es obra de Marie-Anne Collot, una estudiante de Falconet. Con tan solo 18 años y en calidad de aprendiz hizo un trabajo soberbio. Más aún teniendo en cuenta que tomó como modelo cuadros del emperador.

La estatua muestra a Pedro el Grande sentado heroicamente sobre su caballo. Tiene su brazo extendido apuntando hacia el río Nevá en el oeste. Mide 6 metros de alto, más 7 metros para el pedestal. Éste se elaboró con un monolito descomunal conocido como “Piedra de Trueno”. Se encontró en Lajta, a seis kilómetros tierra adentro del Golfo de Finlandia. Trasladado de manera prodigiosa hasta la ciudad, se instaló en su ubicación actual. Los cortes se hicieron hasta dejarla con forma de ola.

En el pedestal hay dos inscripciones mandadas hacer por Catalina la Grande. “Petro Primo Catharina Secunda MDCCLXXXII” en Latín y “Петру первому Екатерина вторая, лето 1782” en Ruso. La traducción es la siguiente: Catalina Segunda a Pedro Primero, 1782.

El Jinete de Bronce es a San Petersburgo lo que la Estatua de la Libertad es a Nueva York. Se puede ver fácilmente si nos acercamos a la Catedral de San Isaac.

Centrar mapa

Los comentarios están cerrados.