Muelle de las Esfinges

Muelle de las EsfingesEl Muelle de las Esfinges está situado en la orilla septentrional del río Nevá. Justo delante del Museo de investigación científica de la Academia Rusa de las Artes se abre este pequeño espacio.

Hay dos esculturas de esfinges originarias del antiguo Egipto. Se instalaron en el muelle entre el 1832 y el 1834. En aquel momento había una gran fascinación en Europa por la cultura y la historia del antiguo Egipto.

Su historia es peculiar y su adquisición se debe a Andrei Muraviov. En 1830 hizo una peregrinación por Tierra Santa. En la ciudad de Alejandría vio las esfinges, donde sería vendidas al mejor postor. Se sintió encantado con lo que vio y escribió al embajador ruso para adquirirlas. Desde la embajada enviaron la carta a San Petersburgo, donde llegó a manos de Nicolás I.

El emperador la remitió a la Academia Imperial de las Artes. Los trámites burocráticos fueron largos. Para cuando la cuestión ya estaba resuelta, las esfinges se habían vendido a Francia. Sin embargo, a causa de la Revolución Francesa, al final acabaron yendo a San Petersburgo en 1832.

Al principio estuvieron instaladas en el patio de la Academia de las Artes. Finalmente, las esfinges se colocaron en 1834 en su emplazamiento actual. El Muelle de las Esfinges se puede visitar de manera gratuita.

Se calcula que estas esculturas tienen unos 3.500 años de antigüedad. Están hechas de sienita y originariamente estaban ante un templo majestuoso cerca de Tebas. Ambas se dedicaron al faraón Amenofis III. Sus caras representan a este faraón. La forma de su corona indica que gobernaba sobre los dos reinos: el Alto Egipto y el Bajo Egipto.

Centrar mapa

Los comentarios están cerrados.