Icono del sitio San Petersburgo. Guía de viajes y turismo

Strelka de la isla Vasílievski

El Strelka de la isla Vasílievski es un conjunto arquitectónico situado al este de la isla. Es uno de los lugares más increíbles que ver en la ciudad. Por allí pasa el río Nevá y se divide en dos partes. Lo mejor son las vistas que hay de la ciudad. A un lado queda el Museo Hermitage y al otro la Fortaleza de San Pedro y San Pablo.

La isla Vasílievski tiene su origen en tiempos de Pedro I el Grande. El arquitecto italiano Domenico Trezzini se encargó del proyecto. La idea era crear allí el centro cultural y de negocios de la ciudad. Por esa razón se crearon los Doce Colegios, la Bolsa, las galerías comerciales y la catedral.

Mientras que la orilla sur se llenaba de majestuosos edificios, la norte quedaba para uso residencial. Y entre ambas zonas, quedó un gran solar sin uso aparente. Entre 1805 y 1810 el arquitecto francés Thomas de Thomon construyó la nueva Bolsa. El conjunto se completó con varios edificios y almacenes, obra de Iván Luchini.

Actualmente, el Strelka de la isla Vasílievski ofrece increíbles vistas. Tiene una especie de paseo junto al río, con una peculiar forma circular. El río pasa por allí y se corta en dos: Gran Nevá y Pequeño Nevá. En la parte superior hay dos columnas que se instalaron hace más de dos siglos. Son particularmente impresionantes en los principales días festivos, cuando se encienden antorchas sobre ellos. En la base de las columnas se encuentran estatuas de cuatro figuras alegóricas. Se supone representan cuatro de los principales ríos de Rusia.

Además del edificio de la Bolsa, se pueden ver el Museo Zoológico del Instituto de Zoología de la Academia de Ciencias de Rusia y el Kunstkamera. Por lo tanto, merece mucho la pena acercarse hasta aquí.

Salir de la versión móvil