Qué ver

Qué ver¿Qué ver en San Petersburgo? La respuesta puede ser muy larga o muy corta. Pero en cualquier caso va a ser incompleta. Porque estamos hablando de una de las ciudades más monumentales del mundo. Eso quiere decir que hay mucho qué ver y de gran calidad. El turista puede pasar una semana en San Peterburgo y pensar que no ha visto casi nada.

La joya de la corona es el Museo Hermitage. No se puede ir a esta ciudad rusa y no pasar por sus increíbles salas. Y estamos hablando de una institución con 5 edificios y miles de obras de arte. Podemos estar un día entero y terminar con ganas de seguir viendo arte. Pero además de este increíble museo tenemos más. Por ejemplo, el Museo Estatal Ruso, que también alberga una importante colección de arte.

Quienes quieran visitar otro tipo de edificios, puede optar por las catedrales. Y es que los templos de San Petersburgo son realmente colosales. Así, podemos visitar la Catedral de San Isaac y la Catedral de Kazán. Ambos edificios son majestuosos y de gran belleza. De estilo más clásico, con marcado carácter ruso, es la Iglesia del Salvador sobre la sangre derramada.

En las afueras de la ciudad vamos a encontrar bellos palacios que usaban los zares. En concreto, queremos mencionar dos. Uno es el Palacio Peterhof, famoso especialmente por sus fuentes. El otro, también muy bonito, es el Palacio de Catalina, situado en Pushkin.

El contrapunto a tantos edificios clásicos lo pone el impresionante Lakhta Center. Es un enorme rascacielos situado en el Golfo de Finlandia. El enorme edificio dispone de un observatorio a más de 300 metros de altura. Junto al Estadio Krestovski, marca un antes y después en la arquitectura local. Son hitos de los que sus ciudadanos se sienten orgullosos.

Los comentarios están cerrados.